La rehén francesa del Sahel regresa al país del cautiverio

Francia estuvo pendiente durante casi cuatro años del secuestro por yihadistas de Sophie Pétronin, en su día la última rehén francesa en el Sahel y que cumplió 75 años en cautiverio. Su liberación, en octubre de 2020, fue celebrada como un triunfo nacional y el propio presidente, Emmanuel Macron, acudió a recibir a la trabajadora humanitaria al aeropuerto. Pero la emoción se ha convertido en estupor y hasta indignación al conocerse que Pétronin se ha vuelto a vivir a Malí, donde el pasado abril otro francés, el periodista Olivier Dubois, fue secuestrado también por un grupo yihadista, sin que se haya vuelto a saber de él. Las explicaciones de la trabajadora humanitaria y su familia no han convencido a un país que amenaza con desentenderse de ella si le vuelve a pasar algo.

Seguir leyendo